Un documental revela la estafa de Herbalife

0
389

 

Julio Ulloa, de Ecuador, ten铆a un negocio de construcci贸n en Estados Unidos que funcionaba muy bien. En 2012, un representante de la empresa de nutrici贸n Herbalife toc贸 su puerta ofreci茅ndole la oportunidad de generar m谩s ingresos. Le dijo que con la comercializaci贸n de suplementos pod铆a ganar entre 20.000 y 80.000 d贸lares al mes. Empez贸 a meterse de lleno en el negocio. Cambi贸 la construcci贸n por un club nutricional que promocionaba la marca y compraba mercanc铆a valorada en miles de d贸lares. 鈥淢i proveedor me dec铆a: 鈥楥uanto m谩s gastas, m谩s ganas鈥. A medida que pasaban los meses, los art铆culos diet茅ticos no se vend铆an y sus deudas segu铆an creciendo, hasta que la inevitable verdad le golpe贸. El sue帽o americano de riqueza con un trabajo f谩cil y sin peligro fue una ilusi贸n.

Ulloa vio como le 鈥渞obaron sus sue帽os鈥. A 茅l y a cientos de miles de latinos que perdieron en Estados Unidos desde 8.000 a 22.000 d贸lares por apostar por los productos de Herbalife. El documental Betting on zero, de Ted Braun, recupera estas historias y la encrucijada del multimillonario de fondos de inversi贸n Bill Ackman para destapar el modelo de negocio de Herbalife como la estafa piramidal m谩s grande de la historia.

En medio de un fuego cruzado, las historias de la comunidad latina se introducen en un filme que busca retratar el sue帽o americano sin final feliz. 鈥淔ue una oportunidad para saber cu谩l es el lugar del dinero en el denominado sue帽o americano a trav茅s del lente que refleja el conflicto corporativo y una historia que tiene ramificaciones en todo el mundo y que conecta con las vidas del ciudadano de a pie鈥, explica el realizador v铆a telef贸nica.

Braun dice que fue dif铆cil hilar las distintas partes de la historia, sobre todo ante la negativa de Herbalife de participar en el documental. El realizador llen贸 ese vac铆o con material de archivo de entrevistas e intervenciones p煤blicas de los directivos. Esto, junto a las aportaciones de exdistribuidores, ayuda a explicar c贸mo funcionan las empresas multinivel. El relato es satisfactorio intelectual y emocionalmente. 鈥淪e volvi贸 una obligaci贸n poner a la audiencia en los zapatos de muchas personas envueltas en estos complicados conflictos. Era muy importante para m铆 que vieran y entendieran c贸mo era el mundo desde el punto de vista de los distribuidores y ejecutivos de Herbalife鈥, afirma Braun.

Censura, pol茅mica y amenazas
El documental, que recibi贸 una menci贸n especial del jurado en el festival de Tribeca a mejor investigaci贸n cinematogr谩fica en 2016, no estuvo libre de pol茅mica. Braun denuncia que Herbalife, con presencia en 95 pa铆ses y una red de 3.2 millones de distribuidores, boicote贸 una proyecci贸n del filme en la Galer铆a Nacional de Retratos, en Washington, en octubre. El director dice que la abogada Heather Podesta y los socios de su firma de cabildeo compraron 173 entradas, la mitad de la sala, y dejaron los asientos vac铆os durante la exhibici贸n.

Este y otros ataques han complicado la difusi贸n de Betting on zero. A pesar de los intentos de sabotaje, el filme logr贸 mantenerse como el documental m谩s visto en iTunes durante las primeras tres semanas de su lanzamiento en abril y ahora quiere ampliar su audiencia con su estreno en Netflix.

En el documental, Herbalife es acusado de enfocar su negocio en la comunidad de inmigrantes y de llevar su modelo a pa铆ses en v铆as de desarrollo. A ra铆z de esto, la activista latina Julie Contreras y el grupo de exdistribuidores estafados por la empresa fueron intimidados por simpatizantes de la compa帽铆a, amenaz谩ndolos con denunciarlos para que fueran deportados si segu铆an adelante difamando a la empresa.

Seg煤n Braun, muchas de las denuncias hechas por el colectivo de Contreras fueron tomadas en cuenta en la investigaci贸n que realiz贸 la Comisi贸n Federal de Comercio de EE UU, en la que encontr贸 cuatro faltas de pr谩cticas comerciales y enga帽osas. Por tal motivo, se le orden贸 a la compa帽铆a pagar 200 millones de d贸lares a casi 350.000 personas que perdieron dinero en la adquisici贸n de suplementos nutricionales, adem谩s de reestructurar su modelo de negocios. 鈥淓n todo momento mantuvimos nuestra independencia con el filme. No mentimos con ninguna de las partes mostradas en este documental y trabajamos asiduamente para entregar una obra que no sea solo abogac铆a y que invitaba a que entiendan toda la situaci贸n鈥, finaliza. (ElPais)

No hay comentarios

Dejar respuesta