Se viene el PERUBA 2015, para reflexionar

0
2154

aperuba9

Difusión Cultural, ¿Sin Estrategia?

(Editorial del 2010)

Desde el lejano 1987 cuando llegamos a Buenos Aires, fuimos seguidores y protagonistas de los festejos del mes de julio, fechas donde nuestra peruanidad llega a su máxima expresión.

Autoridades, asociaciones, empresas o particulares, cada uno a su estilo compartían a un limitado auditorio y conforme a sus recursos y experiencia, todo lo que nuestro país ofrece al mundo. El universo cultural del Perú, sus tradiciones, su folklore, su gastronomía y sus originales manifestaciones artísticas siempre son motivo de orgullo y desafían a todos a realizar una correcta promoción en el lugar del mundo donde nos encontremos.

Esta oportunidad de reunir por la fiesta patria no sólo a los que están alejados de la habitual vida de la colectividad y de mostrarnos ante ojos extranjeros (particularmente en una Argentina que tanto valora lo cultural peruano) nos encuentra en un inmejorable momento de desarrollo y madurez social dentro y fuera del país.

Entre algunas actividades para Buenos Aires, este año se nos presenta oficialmente la 4º versión del Mes Cultural, propuesta respetable y ambiciosa que intenta ofrecer diversas alternativas de participación donde se agotan recursos oficiales y privados derrochando entusiasmo, trabajo, tiempo y dinero con objetivos o estrategias no muy claras.

 

Reuniendo a todos lo peruanos

Los ya trescientos mil peruanos que estamos en la Argentina hemos vivido diversas experiencias de trabajo con bienvenidos éxitos y aleccionadores fracasos. Si escucháramos con tiempo a los promotores de la cultura: desde los directores de asociaciones, profesionales de las artes, productores de espectáculos, comerciantes, técnicos y demás que tienen un recorrido trabajo de gestión, definiríamos mas espacios que inviten a una participación masiva de compatriotas en horarios, fechas y lugares más eficaces. Si estos eventos masivos a su vez logran la activa participación de diversos actores sociales (peruanos y no peruanos) serán una excelente motivación año tras año de mejorar y promover nuestra imagen.

Un proyecto común, ir en búsqueda de profesionales comprometidos, presentar transparentemente los recursos que tenemos y necesitamos, preparar con tiempo suficiente para no improvisar, deben constituir piezas a mejorar cada año. Los meses culturales anteriores ya nos enseñaron. Revisemos algunas crónicas de los medios (a pesar de sus parcialidades) y no cometamos los mismos errores.

 

Integrándonos con la Argentina

En los últimos años entre las diversas expresiones de nuestra cultura, como la gastronomía peruana (cerca de 150 restaurantes en Buenos Aires) está marcando un claro camino de llevar lo que somos a nuevos ámbitos y junto a la producción mensual de espectáculos de diversos géneros musicales, merecen ocupar un lugar en el gusto popular de los argentinos.

Particularmente la ciudad de Buenos Aires es un buen ejemplo de vida cultural y ofrece una infraestructura que motiva diversas iniciativas. Espacios físicos, centros culturales, equipos de logística, estructuras, permisos u habilitaciones están a disposición para todos los que propongan crear seriamente espacios culturales. Nuestras fiestas patrias podrían sumar metas que en el largo plazo inviten al argentino a nuestros festejos en notables espacios, con la participación de celebridades de la cultura, en horarios que permitan una amplia concurrencia.

Que no sea una gran cantidad sino presentar seleccionadas actividades cada una con metas a mejorar en el tiempo. Se deben constituir en espacios donde se optimicen recursos y se fortalezca y reconozca el entusiasmo y el trabajo de todos sus protagonistas. Experiencias y desaciertos anteriores sobran.
Insisto. Escuchemos a todos. Busquemos consensos y plena participación. Sabemos que las directivas oficiales, escritas están. Que sean eficaces y asumamos honestos desafíos. El único espíritu que mueve estas líneas es buscar la calidad de organización y aprovechar todas las oportunidades de mostrar nuestro querido Perú. Innumerables diálogos con empresarios, autoridades y artistas invitan a escribir estas reflexiones para compartir un sano debate.

 

Desde nuestro lugar seguiremos la línea de proponer y apoyar proyectos que incluyan a los diversos actores de nuestra colectividad, dentro y fuera de la Argentina. Y que las conclusiones de estas Fiestas Patrias 2010 marquen el inicio de un camino de re-organización. Ojo, ya no somos chicos.

 

Gustavo Huayre

Director

No hay comentarios

Dejar respuesta