Ricardo Gareca, ¿Se va? No. ¡Se queda¡

0
906

¿Se va? ¿Se queda? El técnico de la selección que mejor ha sabido manejar al futbolista peruano, se dice, tiene dudas sobre su continuidad al mando de la bicolor. Muchos le ruegan que se quede, que es el salvador de nuestro país (no sólo del fútbol peruano), que sin él volveremos a estar a la deriva y pasarán, quizá, más de 35 años fuera de un mundial. ¡Qué martirio! Sin embargo, a mi modo de ver las cosas, tengo suficientes motivos para pensar que Gareca sí se quedará con nosotros hasta Qatar. Primero, si el tema pasa por lo económico, estoy seguro de que la FPF podrá solucionar ese pequeño impase. Segundo, es cierto lo que dice Juan Carlos Oblitas, Gareca no puede estar mejor en otro lugar que no sea el Perú, y esa tranquilidad para trabajar tiene una importancia mayúscula en los procesos. Tercero, eso, el proceso. Cuando el DT argentino llegó, las cosas se le plantearon de manera clara: clasificar a Perú para Qatar 2022, y a pesar de que el éxito de su trabajo se cumplió (contra todo pronóstico), antes de tiempo, el compromiso siempre fue estar hasta Qatar, y sabemos que Gareca es una persona de palabra. Cuarto, si alguna vez dijo que se estaba preparando para dirigir a Argentina, sabemos todos (de seguro él también), que ser el entrenador de la albiceleste es un puesto muy desgastante e inestable. Cinco técnicos en cuatro años que pasaron por la AFA confirma esa papa caliente que significa tomar las riendas de Messi y compañía. Sexto, Gareca se ha caracterizado, en su carrera como entrenador, en manejarse mejor con los llamados “equipos chicos”. Somos, siempre lo he dicho, una selección modesta históricamente. Es cierto, hemos tenido buenos momentos, con grandes jugadores, pero nunca fue sostenido en el tiempo, sólo fueron buenos momentos que, así como llegaron, se fueron. Y Gareca ha demostrado que se mueve como pez en el agua en esas condiciones. Y, por último, y este es un tema no menor, pasa por los jugadores. Éstos le creen, matan por él, y ese compromiso no lo va a encontrar en ninguna otra parte. Nadie dice que, si se queda, vamos de todas maneras a clasificar a Qatar 2022, pero se está asegurando, al menos, una continuidad de trabajo que no ha sucedido nunca en la historia de nuestro fútbol: que un entrenador se quede con el buzo patrio por dos procesos de cara a dos mundiales. Es hora de pensar en grande para conseguir cosas grandes.

Renato Medina

http://latribunaperuana.blogspot.com/

 

No hay comentarios

Dejar respuesta