POL脡MICA: Avanzan medidas para limitar los movimientos de los inmigrantes en Argentina

0
439

e Jujuy a Tierra del Fuego, en las 煤ltimas semanas proliferaron las iniciativas de provincias que buscan tomar medidas para limitar el acceso a la salud de los extranjeros y restringir la circulaci贸n de aquellos con antecedentes penales.

El avance de esas medidas deja en evidencia la decisi贸n de vincular a los inmigrantes con el alza de la criminalidad o el colapso del sistema sanitario. Pero los especialistas en derecho advierten sobre la inconstitucionalidad de normativas provinciales que vayan en contra de la ley nacional de migraciones. 芦La inmigraci贸n es competencia del Estado federal禄, explican.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aceler贸 la instalaci贸n de la agenda a partir de la decisi贸n de expulsar a los extranjeros que delinquen. Tuvo eco en las provincias de Chubut, donde se dict贸 un decreto que proh铆be el ingreso de extranjeros con antecedentes, y en Tierra del Fuego, donde se est谩 analizando una medida similar. En Jujuy, se discuti贸 el peso de los extranjeros en la salud p煤blica y en Comodoro Rivadavia analizan cobrarles los insumos m茅dicos, algo que ya ocurre en Misiones. Si bien en algunos casos parecen m谩s intimidaciones que medidas efectivas, los analistas advierten el peligro de la construcci贸n del 芦otro como amenaza禄.

La punta de lanza la dio Jujuy, que el 6 de febrero y luego de un agitado debate, aprob贸 una ley que elimina el sistema de salud p煤blica gratuita para inmigrantes que no residan en la provincia. Tendr谩n que tramitar un seguro de salud que costar谩 entre 20 y 30 d贸lares, seg煤n explic贸 Gustavo Bouhid, ministro de Salud provincial.

El caso de Manuel Vilca, el juje帽o que sufri贸 un accidente en Bolivia y no pod铆a pagar el precio de una operaci贸n all铆, m谩s otro similar ocurrido en Chile, reavivaron la pol茅mica por la gratuidad y la universalidad de los servicios de salud.

En consonancia con la experiencia juje帽a, hace dos d铆as Miryam Monasterolo, la directora del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, se refiri贸 al 芦turismo de salud禄 que existe en la zona y anticip贸 que el hospital insistir谩 con cobrar insumos m茅dicos a los extranjeros que se atiendan all铆 por intervenciones quir煤rgicas que no revistan urgencias.

Tambi茅n en Chubut, el gobernador Mariano Arcioni firm贸 el martes pasado un decreto que plantea expulsar y prohibir el ingreso a la provincia a extranjeros con antecedentes penales. Arcioni relacion贸 directamente la cantidad de delitos con la presencia de extranjeros: 芦No podemos permitir la delincuencia importada ni de ning煤n tipo en nuestro territorio禄, afirm贸. Algo similar plante贸 el ministro de gobierno fueguino, Jos茅 Luis 脕lvarez. 芦Debemos cuidar nuestra provincia de aquellas personas que no vienen a trabajar, sino a delinquir禄, dijo.

La convivencia cotidiana con sus vecinos es parte del ADN de Misiones. Hist贸ricamente los paraguayos usaron el sistema de salud p煤blica del lado argentino, en especial los servicios de alta complejidad como di谩lisis, tratamientos oncol贸gicos o trasplantes. Pero en los 煤ltimos a帽os Misiones empez贸 a hacer valer un viejo convenio que hab铆a entre la provincia y el gobierno paraguayo, por el cual la provincia recupera los gastos.

Las cifras indican que los inmigrantes representan menos del 5% de la poblaci贸n del pa铆s y se estima que su trabajo contribuye con alrededor de un 4% del producto bruto interno (PBI). M谩s del 80% de ellos provienen de pa铆ses lim铆trofes, a excepci贸n de los venezolanos, que el a帽o pasado y en un hito hist贸rico superaron a la tradicional inmigraci贸n paraguaya y boliviana. En 2018 se tramitaron 221.892 radicaciones (84.575 permanentes y 137.317 temporarias). Las cinco primeras nacionalidades que ingresaron fueron venezolana, paraguaya, boliviana, colombiana y peruana.

Con respecto a su incidencia en el delito, los extranjeros representan un 6% del total de detenidos en el pa铆s. Si se contabiliza solamente a los presos en c谩rceles federales, esta cifra puede llegar al 20%, porque contempla a cr铆menes como el narcotr谩fico, la trata de personas o el contrabando, que suelen ser transnacionales.

En cuanto a su participaci贸n en la salud, un informe de la Organizaci贸n Internacional del Trabajo (OIT) detect贸 que, dada la escasa prevalencia de la poblaci贸n migrante sudamericana sobre la poblaci贸n total, el impacto que ella ejerce sobre los servicios que prestan los hospitales p煤blicos y los CAPS resulta escaso. Otro informe de la OIT publicado en julio pasado analiz贸 a los trabajadores inmigrantes en la Argentina y concluy贸 que la inmigraci贸n no suele asociarse con la p茅rdida de empleo o la reducci贸n de ingresos entre la poblaci贸n aut贸ctona.

En un a帽o electoral complejo para el Gobierno por el impacto negativo de la crisis econ贸mica, la apelaci贸n a la agenda de la seguridad le dio ox铆geno a la administraci贸n macrista porque apunt贸 a uno de los temas que m谩s preocupa a la gente, seg煤n las encuestas. Sin embargo, pese a las intenciones de los gobernadores, los especialistas en derecho hablan de la inconstitucionalidad de normativas provinciales que vayan en contra de la ley nacional de migraciones. 芦La inmigraci贸n es tema de competencia del Estado federal. Las provincias no pueden de ninguna manera arrogarse estas facultades禄, explic贸 Daniel Sabsay, abogado constitucionalista. Para Andr茅s Gil Dom铆nguez, un decreto provincial de esta naturaleza implica una secesi贸n territorial parcial de la provincia respecto de la unidad del Estado federal, 芦una suerte de escisi贸n catalana en materia migratoria con negativas consecuencias jur铆dicas que pueden desembocar en la intervenci贸n federal禄

Para Juan Gabriel Tokatlian, profesor plenario de la Universidad Di Tella y Ph.D en Relaciones Internacionales, estamos ante una reconstrucci贸n del miedo y del 芦otro禄 como amenaza bajo criterios oportunistas y electorales. 芦Lo m谩s problem谩tico es que se quiere enraizar una nueva grieta en el contexto de un pa铆s crecientemente fracturado, empobrecido y angustiado. En vez de procurar una pol铆tica s贸lida y sustentable, pol铆tica y socialmente, para abordar los fen贸menos criminales concretos, se opta por ahondar divisiones, temores y frustraciones禄.

Horacio Garc铆a, director general de Migraciones, explica: 芦Tenemos que resolver c贸mo la persona que rompi贸 el pacto de confianza con la sociedad que le abri贸 las puertas contin煤a su vida en el lugar de donde vino. Pero el gran tema es c贸mo orientamos a los inmigrantes a los lugares en los que m谩s se necesita su trabajo禄.

El 8 de este mes, el Centro de Estudios Sociales y Legales denunci贸 ante la Comisi贸n Interamericana de Derechos Humanos lo que considera graves medidas regresivas en materia de derechos de las personas migrantes en el pa铆s. Garc铆a rechaza estos planteos. 芦En los 煤ltimos tres a帽os se radicaron 670.000 personas y hemos expulsado a 1140. Evidentemente es un sistema al que no le falta mesura y equilibrio, y somos muy racionales a la hora de tomar estas decisiones禄, explic贸. (LN)

No hay comentarios

Dejar respuesta