Ofrecen 19 mil dólares por pasar 60 días acostado en una cama

0
418

La oferta es tentadora, y el contexto nacional en el que el dólar cada vez tiene más valor la hace aún más atractiva. Es que sólo hace falta estar acostado, no hay que correr, no hay que entrenar, no hay que comer hasta explotar, no hay que hacer nada más que no sea pasar 60 días recostado. A cambio: 19 mil dólares, que al valor actual ($43) se convertiría en unos 800 mil pesos. Todo sin hacer nada de nada. Interesante, ¿no?

Esto surge por la necesidad de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) de estudiar los cambios que sufre el cuerpo de un astronauta en el espacio, donde la falta de gravedad sería comparable con pasarse todo el día en la cama.

Es por eso que están solicitando 24 voluntarios que puedan permanecer acostados por casi dos meses, destacando que quienes participen recibirán el jugoso premio de alrededor de 19 mil dólares por su colaboración, tal como informa el sitio especializado en tecnología BGR.

El experimento se llevará a cabo en Alemania y tiene como objetivo comprender cómo afectan los viajes espaciales al cuerpo humano y así poder probar los potenciales beneficios de la gravedad artificial en misiones espaciales de larga distancia.

«Únete al estudio de reposo en cama ahora! Para una vida mejor», es el gancho de la página oficial del programa. Y sigue: «En nombre de la Nasa y la ESA, el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) está investigando cómo cambia el cuerpo en la ingravidez. Aquí en la Tierra, el reposo en cama simula esta condición. Estamos buscando personas que tomen parte en un estudio de reposo en cama de septiembre a diciembre de 2019 en Colonia y pasen 60 días recostados».

Claro, esta tarea que al principio suena muy sencilla se puede convertir en algo tedioso y difícil de completar. Teniendo en cuenta que durante todo ese tiempo uno no puede despegar los hombros de la camilla.

Las dos docenas de voluntarios se probarán en dos grupos: primero arrancarán con 15 días de aclimatación y luego pasarán a los 60 días de reposo absoluto donde no podrán levantarse para nada y siempre deberá haber al menos un hombro en contacto con la superficie.

Respecto a la cama en la que cada voluntario deberá permanecer, la misma estará ligeramente inclinada para que las piernas queden más altas que la cabeza y así mejore la circulación.

Por supuesto, los que se inscriban al programa deben contar con ciertos requisitos como no fumar, medir entre 1.53 y 1.90, y estar dentro de cierto rango de edad. El equipo detrás del proyecto hará un minucioso proceso de selección para ubicar a los mejores candidatos para su experimento. (C)

No hay comentarios

Dejar respuesta