Mario Vargas Llosa: «El peronismo convirtió Argentina a un país del Primer Mundo al Tercero»

0
476

«Espero que los argentinos no cometan el desatino de votar de nuevo por el peronismo». Sin medias tintas, Mario Vargas Llosa da su veredicto y su opinión sobre el futuro político inmediato en nuestro país.

De lo que está seguro el Premio Nobel es que, si eso ocurriera, sería un golpe muy duro no sólo para su visión de la Argentina sino para el papel que juega en la región y para el futuro de los países que la integran.

«Si ganara el peronismo -dice- en Venezuela celebrarían mientras que para los venezolanos que están luchando por recuperar la democracia en su país sería un golpe muy duro». Convencido, como está, de que instalado en la Casa Rosada daría apoyo «descarado» al régimen de Nicolás Maduro.

De lo que también está seguro es de que si la fórmula de Alberto y de Cristina Fernández se impone, no será el ex jefe de gabinete el que ejerza el poder desde la Casa Rosada sino «la señora Kirchner por interpósita persona». Y subraya la afirmación con el gesto natural en quien cree exponer lo obvio.

«Están los argentinos ante una elección crucial -arranca- Espero que los argentinos no cometan el desatino de dar el poder al peronismo. Si eso ocurriese, la Venezuela de Nicolás Maduro recibiría un apoyo descarado de un gobierno peronista y eso para América latina será muy grave. La Argentina, con el presidente Mauricio Macri ha jugado un papel vital en defensa de la democracia y en solidaridad con los venezolanos que tratan de recuperarla para su país. Y debe seguir haciéndolo.

-¿Y para la Argentina? ¿Qué significaría?

-Será gravísimo también. Se han olvidado que el país que recibió el gobierno de Macri era un país en ruinas.

-Macri lleva cuatro años gobernando.

-¡Claro que hubo errores! Cómo no iba a haberlos. Pero el peor error sería dar de nuevo el poder al peronismo. Macri se equivocó en no hacer un ajuste más fuerte cuando todavía era popular. Se inventaron el gradualismo y eso no salió bien.

-¿Qué hubiese cambiado?

-Macri no quiso hacer el ajuste más radical por una cuestión moral. Porque los argentinos ya habían sufrido una situación crítica con la señora Kichner. Pero el gradualismo resultó fatal. Porque no sólo no resolvió los problemas sino que ahora los problemas son atribuidos al gobierno de Macri, que intentó atender de un modo moderado una situación crítica.

-Desde su perspectiva, volvería al poder el gobierno que generó los problemas. ¿No es raro?

-Hay en la Argentina una fascinación con el peronismo. Desde el primer peronismo, que sedujo con medidas demagógicas, ha quedado esa especie de fantasía que le atribuye una justicia social que realmente nunca existió y que además sirvió fundamentalmente para convertir a un país que estaba en el primer mundo en uno del tercer mundo

-Si tanto le atrae, ¿No pensó nunca en escribir una novela sobre la Argentina?

-La Argentina tiene muy buenos escritores y no necesita andar importándolos. Es el país de la región con la más rica tradición cultural. A diferencia de los demás, contó con la ventaja de que hasta la elite está dispuesta a invertir en cultura. Victoria Ocampo es un maravilloso ejemplo. Sin ella, que invirtió su fortuna en una editorial, y sin su mundo, es posible que un escritor como Jorge Luis Borges, que es la gran figura de nuestra lengua moderna, no hubiera funcionado como ocurrió y hubiese sido, posiblemente, un escritor mucho más marginal. (LN)

No hay comentarios

Dejar respuesta