Joven peruana denuncia a Cardona y Barrios por «abuso sexual, amenazas y lesiones leves»

0
1696

El escándalo que involucra a jugadores de Boca en una supuesta situación de abuso y maltrato a dos mujeres en la noche del sábado en un hotel de Puerto Madero trascendió primero mediante redes sociales y hasta entonces sólo se trataba de rumores. Ayer por la tarde noche, sin embargo, quienes serían las damnificadas finalmente presentaron una denuncia en sede oficial.

Infobae tuvo acceso al documento oficial y en el mismo se indica que el día martes 16 de enero de 2018 dos femeninas identificadas como Cintia Susana Jiménez, de nacionalidad argentina, y Amanda Catherine Alayo, de nacionalidad peruana, denunciaron a los jugadores del Club Atlético Boca Juniors Edwin Cardona y Wilmar Barrios, ambos colombianos, por los delitos de «abuso sexual, amenazas y lesiones leves».

Según se indica en el mencionado parte que ya se investiga, los hechos denunciados habrían ocurrido el sábado 13 y domingo 14 del mes de enero en el Hotel Faena del barrio de Puerto Madero.

Juan Martín Cerolini, abogado de las bailarinas, confirmó que la denuncia se realizó ayer y que además de la declaración de las mujeres, se aportaron a la Justicia videos y audios de la escena que se investiga.

En este sentido el letrado puntualizó: «Las personas denunciadas fueron Cardona y Barrios más allá de que durante los hechos hubo otras personas presentes pero que no accionaron contra las chicas».

Sobre lo ocurrido, detalló: «En la noche del viernes y del sábado, el peluquero conocido como Yaca, que es colombiano, habría llamado a las chicas por pedido de los jugadores», aunque quitó de la escena al barbero: «No creo que él sea parte del problema, ellas no me manifestaron que él se haya propasado», expresó.

Cerolini se refirió además a la desmentida de Miguel Ángel Pierri, abogado de los jugadores, respecto de que la voz masculina de los audios que ya están en poder de la Justicia, sea de sus defendidos. «Entiendo la estrategia del colega, pero será la Justicia la que determinará quiénes participan de esa charla», sentenció.

Sobre los audios que trascendieron, el abogado de las denunciantes dijo que «ellos intentan en todo momento que esto no trascienda. Les sugieren acordar una reunión para arreglar económicamente y son los propios interesados los que se comunicaron con las chicas para evitar que esto se conozca».

Cerolini apuntó que en la noche del escándalo «hubo golpes y amenazas de parte de los jugadores hacia las chicas. Ellas tienen lesiones constatables en las piernas y en los brazos». (Infobae)

 

No hay comentarios

Dejar respuesta