EDITORIAL ENERO: Elecciones 2020, ¡ Sembremos el cambio ¡

0
261

El próximo  domingo 26 de enero los peruanos tendremos una nueva oportunidad de decidir quiénes serán nuestros congresistas que tomaran decisiones para definir las leyes que enrumben a nuestro país. El voto es un arma que los ciudadanos tenemos de castigar o apoyar determinadas gestiones y rumbos políticos que no han cumplido con su propuesta.

Lo ideal sería conocer los proyectos de trabajo que ofrecen los cientos de candidatos y cuáles responden a nuestras expectativas. Además, lamentablemente todavía los peruanos en el extranjero no contamos con representantes directos en el Congreso y menos planes de trabajo serios que incluyan todas nuestras demandas. Que los políticos en Perú nos integren en sus planes sigue siendo una ilusión.

Los más de ciento diez mil compatriotas en Buenos Aires que participarán en esta elección y que constituyen uno de los centro de votaciones más grandes en todo el mundo, seguiremos esperando que los padres de la patria cambien una Ley tan básica en la democracia que es la de tener para cada distrito electoral un genuino representante que defiendan sus intereses. Los más de tres millones de peruanos que estamos fuera de los límites nacionales seguiremos esperando.

Las últimas elecciones en nuestro Perú se han caracterizado por movimientos populistas y los votantes, más allá de seguir un auténtico proyecto de país elegimos emocionalmente y se opta por candidatos por su simpatía: el más “joven”, el “chino”, “el cholo” y así se va escribiendo una historia producto del desinterés social y político de nuestras últimas generaciones. El desinterés de nuestra generación por la política y el desarrollo  social nos ha llevado a la realidad actual.

Y ahora reina el imperio del anti-voto: “en contra de” tal o cual candidato, de la intolerancia, de destruir lo diferente. En lugar de sumar y conocer de propuestas concretas que resuelvan los problemas de las mayorías.

Desde el exterior muchas veces miramos las cosas diferentes. Algunos con más experiencia y compromiso social pueden aportar a construir mejores rumbos y alcanzar nuevas metas. Si bien los números macroeconómicos parecen mostrar un Perú estable y en crecimiento, el termómetro que marca que nuestras familias siguen siendo castigadas por políticas que no las protegen, demuestran que algunas cosas no han cambiado desde que dejamos el país.

Ojalá las futuras generaciones aprendan a dialogar, a respetar la opinión diferente, a incluir y no excluir, a practicar un auténtico nacionalismo que no margine a nadie ni limite las libertades de desarrollo de los peruanos.

Se quiere a la patria haciendo honor a nuestras raíces, a nuestra educación, a nuestra cultura, a nuestros valores y principios humanos. Nuestro país es un país muy rico. El gran pensador Antonio Raymondi lo dijo “El Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”. Dependerá de nosotros que nuestros hijos formen una nueva generación de peruanos que construyan en un futuro no lejano un proyecto de país donde recuperemos altos valores que caracterizan nuestra cultura.  Y con suerte lo lograremos observar y disfrutar.

Y decimos más. Que si no hay dirigentes que nos convoquen, ustedes como lectores y nosotros como medio de comunicación  tengamos la posibilidad de encontrarnos y hablar de cómo mejorar nuestro Perú. Esto seguirá siendo uno de los rumbos de nuestro trabajo.

Que estas elecciones nos ayuden a comprometernos más con el destino del Perú que queremos. Cholo con Che Medios siguió, sigue y seguirá esa línea.

Gustavo Huayre*

Director

*(Coordinador y Promotor del Primer Congreso de la Colectividad Peruana en Argentina, 2006)

No hay comentarios

Dejar respuesta