A 13 días del comienzo, la Conmebol anunció la suspensión de la Copa América en Argentina

0
328

A menos de dos semanas del comienzo, la entidad que rige el fútbol en Sudamérica canceló la Copa América que se iba a realizar en nuestro país.

“La CONMEBOL informa que en atención a las circunstancias presentes ha resuelto suspender la organización de la Copa América en Argentina. La CONMEBOL analiza la oferta de otros países que mostraron interés en albergar el torneo continental”, se expresó la entidad a través de sus redes sociales. “En la brevedad se anunciarán novedades en este sentido”, destacó.

Se prevé que este lunes habrá reunión del Consejo de la Conmebol a partir de las 9 en la sede de Luque, Paraguay,para definir qué hacer con la Copa América, que en pocas semanas sufrió la cancelación de sus dos sedes: previamente le había tocado a Colombia, por la grave crisis social que se vive en ese país, con serios incidentes y decenas de muertos. El torneo debía empezar el 13 de junio y por ahora no tiene sede, más allá de que la Conmebol se refirió a “otros países que mostraron interés”.

El anuncio de la Conmebol llegó minutos después de conocerse una declaración del ministro de Interior, Wado de Pedro, que había expresado que “es muy difícil que se juegue la Copa América en Argentina por la situación de alerta epidemiológico”, en declaraciones realizadas a C5N. “Estuve conversando hoy (domingo) con el presidente Alberto Fernández sobre la situación sanitaria de todas las jurisdicciones, y en particular de Buenos Aires, Tucumán, Mendoza, Córdoba y Santa Fe, y siendo coherentes con el cuidado de la salud vemos que es muy difícil que se juegue la Copa América en nuestro país”, señaló el funcionario.

La situación de la Copa América en nuestro país había empezado a entrar en una zona de definiciones el 26 de mayo pasado, cuando el gobierno argentino se reunió con la Conmebol para definir si la Copa América se realizaba en forma íntegra en nuestro país. Se dispusieron dos días de evaluación de toda la logística y el país presentó “estrictos protocolos” sanitarios para cumplir durante el torneo. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Turismo, Matías Lammens, habían recibido en la Casa Rosada a Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, y a Gonzalo Belloso, secretario general adjunto de la confederación sudamericana. Todos se trasladaron más tarde a Olivos, donde se sumó al encuentro el presidente, Alberto Fernández.

¿Qué sucedió después de esa reunión? La Conmebol esperó todo el fin de semana una respuesta oficial del gobierno argentino para saber si organizaba o no la Copa América en exclusiva. Hubo reuniones y llamados en Buenos Aires para analizar todos los indicadores sanitarios del avance de la pandemia del coronavirus. Y las consecuencias políticas que podría traer realizar en territorio nacional el certamen de clubes más antiguo del mundo. La certeza llegó a la noche con la frase de De Pedro.

Así, la confederación llamó a una reunión de urgencia de su Consejo para definir dos cuestiones: primero, si el torneo se llevará a cabo. Segundo, dónde puede hacerse. Caídas la Argentina y Colombia, vuelve a tomar fuerza el 50% de los partidos que se ofreció a organizar Chile. Y para la otra mitad la mirada está puesto en dos países muy cercanos a la conducción del fútbol sudamericano: Uruguay o Paraguay. A todo esto, el tiempo apremia. El partido inaugural del torneo está previsto para el 13 de junio. (LN)

 

No hay comentarios

Dejar respuesta