Preocupaci贸n de la Defensor铆a por pr谩cticas de la Direcci贸n Nacional de Migraciones

0
1702

migrac

Durante los 煤ltimos meses observamos que la Direcci贸n Nacional de Migraciones ha centrado su pol铆tica de trabajo territorial y comunicacional en operativos destinados al control de permanencia. El reciente anuncio de creaci贸n de un Centro de Alojamiento para extranjeros en situaci贸n de irregularidad migratoria reinstala la vieja idea del extranjero como amenaza.

El proceso democr谩tico que caracteriz贸 la sanci贸n de la Ley 25.871 y su Decreto Reglamentario 616/2010 permiti贸 saldar la vieja discusi贸n planteando as铆 la obligaci贸n del Estado de promover el acceso a la residencia de los migrantes y sus familias, y a un trato igualitario y sin discriminaci贸n en el ejercicio de otros derechos fundamentales. As铆, 鈥渓a ruptura m谩s evidente la constituye la perspectiva de los derechos humanos y el consecuente abandono de la doctrina de la seguridad nacional adoptada en la normativa migratoria anterior鈥 (Domenech, E., 2008).

La historia y el presente dan muestras suficientes de que la irregularidad migratoria asimilada al delito expone a las personas, adultos y ni帽os, a situaciones de abuso, explotaci贸n y vulnerabilidad.

En este sentido, la Defensor铆a del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires refuerza su compromiso en la defensa y protecci贸n聽 de los derechos humanos de las personas migrantes, y advierte la importancia de que el Estado recupere el esp铆ritu de la Ley 25.871 orientado a la inclusi贸n, promoci贸n y garant铆a de los derechos fundamentales de quienes habitan el suelo argentino.

La pol铆tica migratoria actual pareciera asociar la migraci贸n a una cuesti贸n de seguridad y control, soslayando las obligaciones asumidas a partir del reconocimiento de la migraci贸n como derecho humano esencial e inalienable.

No hay comentarios

Dejar respuesta